El templo parroquial fue construido seguramente en los albores de la Colonia; tiene paredes de adobe sobre macizos cimientos. Su primera cubierta, cuentan los antiguos, fue de palos y paja, después la hicieron de teja. El 09 de octubre de 1972 un voraz incendio destruyó totalmente a cubierta, tumbados, altares, imágenes, etc., solo se pudo rescatar contadas imágenes entre ellas nuestro patrono San Miguel Arcángel.

Gracias a la valiosa colaboración de instituciones públicas, privadas, la Reverendísima Curia Quitense, personas y pueblo zambiceño se consiguió la total restauración como luce en la actualidad. Año tras año se realizan cambios de sacerdotes por parte de la Arquidiócesis de Quito, quienes han trabajo por la comunidad.

Actualmente quién preside el cargo de párroco es el Reverendo Padre Wilmer Ausberto Cevallos.

Los horarios de atención al público son:

Martes a Viernes: 14h00 a 17h00